miércoles, 14 de enero de 2015

El primer y el último Tintín.


Primeros ejemplares de Tintín


Último de los libros de Tintín




A principios de 1929, el dibujante Georges Prosper Remi, más conocido por su seudónimo, Hergé, recibió el encargo de publicar en el suplemento infantil del diario católico Le Vingtième Siècle, un cómic que advirtiera a las jóvenes generaciones de los peligros del comunismo; así pues, Hergé ideó y dibujó por fascículos las aventuras de un joven reportero belga y su perro en la Unión Soviética y tituló a la obra; “Tintín en el país de los Soviets”, primera entrega de veinticuatro de los mejores cómics de todos los tiempos.

Muchos años después, en 1983, la muerte le pilló a Hergé trabajando en el que sería el último volumen de la serie, que quedó inacabado; de “Tintín y el arte alfa” no hay más que tres planchas originales y un montón de bocetos, en el último de los cuales dos malvados personajes apuntan con sus armas al joven reportero por la espalda, dejando sin final, en suspenso, el destino del periodista más querido, el único que contaba cosas realmente interesantes en nuestra infancia.



No hay comentarios: